El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval anunció la noche de este miércoles la separación del cargo del fiscal general, Raúl Sánchez Jiménez, en tanto continúa el deslinde de responsabilidades por el traslado irregular de cuerpos dentro de un contenedor refrigerado.

En un mensaje a medios de comunicación, Aristóteles Sandoval explicó que la destitución del fiscal se debe a que es el titular de la fiscalía, por lo que, junto con el titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Luis Octavio Cotero, la responsabilidad cae en ambos.

Durante la explicación de lo acontecido, se indicó que el contenedor fue movido el 31 de agosto a petición de un funcionario no identificado de la Fiscalía General.

El contenedor permaneció en el predio de La Duraznera del 31 de agosto al 4 de septiembre, día en que el ayuntamiento de Tlajomulco se quejó por la presencia del contenedor.

Los titulares de la fiscalía tardaron días en ser notificados del movimiento de los cuerpos.

El mandatario aseguró que nunca tuvo conocimiento del movimiento del contenedor y tampoco fue notificado de la crisis de capacidad que vivía el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

“Nunca recibí una solicitud formal o informal para la ampliación de infraestructura refrigerante o cualquier maquinaria, espacio físico o similar destinado al mantenimiento de cuerpos conforme lo marca la ley por parte del Instituto y su director”.

Tras anunciar que este jueves visitará las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, se comprometió a que para el próximo 15 de octubre todos los cuerpos sin identificar serán colocados en espacios adecuados, sin precisar si serán inhumados o refrigerados.

Deja un comentario