El primero de ellos se localizó luego de un reporte anónimo que indicaba de una persona tirada boca abajo dentro de un arroyo seco sobre una brecha que conduce al fraccionamiento Arvento.

En el lugar se encontraba un cuerpo, con impactos de bala en la espalda y marcas de amarres en las extremidades.

El otro cadáver fue localizado en una zona despoblada del Camino a la Capilla en Tlajomulco, donde estaba el cuerpo de un hombre con marcas de golpes en el rostro y huellas de ahorcamiento.

En ambos casos, los cuerpos fueron llevados al Servicio Médico Forense.

Deja un comentario