Con el objetivo de combatir el acoso sexual se presentó una iniciativa en el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara, para clausurar cualquier establecimiento u obra en construcción, si se detecta que sus trabajadores emiten comentarios, gestos o realizan actos lascivos contra mujeres.

Dicha iniciativa fue presentada por el regidor, Luis Cisneros, quien mencionó que también se busca modificar el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, para que el acoso callejero contra mujeres sea motivo de multa e incluso detención.

“La diferencia justamente está en que en flagrancia, cuando es también a través de testigos visuales que puedan dar el testimonio ante la policía municipal, en lo inmediato puede eh procederse al arresto”.

Si bien el acoso se tipifica en el Código Penal, el Regidor señaló que le hacen falta criterios para sancionar el que se da en el espacio público y contra mujeres.

Además dijo, que al incorporarlo como falta administrativa, se atenderán estos casos con mayor celeridad.

 

Deja un comentario