Doscientos 85 mil pesos es lo que adeudan la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por dos meses de energía eléctrica para el túnel vehicular de Ávila Camacho y Américas, motivo por el cual tiene semanas a oscuras y genera riesgos para los automovilistas usuarios de esta infraestructura.

Así lo dio a conocer el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, quien luego de varios desencuentros con los encargados de dicha dependencia federal, aseguró que ya hubo un acercamiento productivo en donde se le dio a conocer la existencia del adeudo, como parte de la parálisis que sufrió la Línea 3 (L3) Tres del Tren Ligero al entrar la nueva administración federal y que está por reactivar.

Usuarios del túnel vehicular, que tuvo un costo de 270 millones de pesos y se estrenó en enero del año pasado, reportaron varias ocasiones en redes sociales la permanente condición de oscuridad en la que se encontraba, lo que generó especulaciones sobre un posible robo de cableado, descomposturas en la parte eléctrica del paso o abandono, pero finalmente se trató de un corte de luz.

Deja un comentario